Compartir

Iluminado la noche y llenos de color, este jueves 3 de diciembre el Hospital Municipal “José Irurzun” presentó ante la comunidad quequenense dos árboles que se prepararon para festejar la Navidad.

Para ello, se celebró un pequeño acto que estuvo encabezado por el propio director del nosocomio, Nicolás Salguero, y en el que participó también el cura párroco de la Iglesia de la localidad, Mario Fernández.

Además, y antes de encender las “luces de la esperanza”, como las calificaron en la invitación a la actividad, personal de la institución entonó dos canciones alegóricas.

En cuenta a los arbolitos, uno de ellos estará ubicado en el exterior del nosocomio, con las tradicionales decoraciones festivas, acompañado por un pequeño pesebre, también iluminado; mientras que el otro, con vivos azules y plateados, estará alojado en la recepción.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here