Compartir

Luego de que una falla eléctrica ajena al municipio provocara el corte de las bombas y la consecuente falta de agua en algunos sectores de Quequén, dependencias de la Secretaría de Planeamiento y Obras Públicas trabajan en conjunto con el sector privado para mejorar el servicio en toda la localidad.

Atendiendo al reclamo de los vecinos, en la mañana de hoy se comenzó a refuncionalizar el pozo 43, ubicado en la Plaza de Los Niños, que ayudará a normalizar la presión en el sector del Barrio 6 Esquinas. Según aseguró Marcelo Gómez, director de Infraestructura, “la bomba ya está colocada y en un par de horas estaría conectada a la red y funcionando”.

Además, el funcionario reveló que, con las dos nuevas bombas que adquirió el municipio, “la idea es seguir trabajando en el pozo 29, que está atrás de la cancha de Estación Quequén, en la 574”, agregando al respecto que “es un pozo que fue vandalizado hace 7 años y de acá a la semana que viene calculamos que va a estar conectado a la red, brindando más caudal y más presión de agua hacia el sector de la Avenida Lobería y el Hospital Irurzun”.

Por último, Gómez señaló que “está proyectado arrancar en una semana, aproximadamente, en el predio dentro del Hospital Irurzun con un pozo nuevo, que irá conectado a la red sobre la calle 543 y que se va a ramificar hacia todas las redes de agua de su entorno. Creo que con esos pozos funcionando no tendríamos que tener más inconvenientes”, afirmó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here