Compartir
Norberto “el Tano” Cafiel y su grupo de ex alumnos del Centro de Formación Profesional 402, viajaron hasta una comarca cercana a Lago Puelo, y devolvieron la luz eléctrica a los vecinos que desde hacía dos meses estaban a oscuras producto de los incendios que destruyeron todo.
Con donaciones recibidas por vecinos de la ciudad, el grupo viajó hasta el sur y, en medio de la lluvia y el frio, lograron recomponer la energía eléctrica.
“Son familias que quedaron aisladas, en un valle donde no se puede llegar fácilmente” explicó Cafiel, detallando que “la gente está reconstruyendo sus casas y bajan con bueyes. El lugar es desolador. El olor y el daño. Los chiquitos lloraban cuando les dimos luz”.
Cafiel describió lo vivido asegurando que “fue una situación que rozó la emocionalidad de cada uno de nosotros y puso en valor el saber y el hacer de nuestra gente educada en Necochea”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here