Compartir

Con los trabajos de apertura y nivelación del terreno a punto de concluir, funcionarios del Ejecutivo municipal visitaron el lugar donde se proyecta el emplazamiento de una rampa que permita la accesibilidad a las actividades náuticas de personas con discapacidad o movilidad reducida, en pleno Paseo de la Ribera, sobre la margen Necochea del Río Quequén.

Adrián Buño, director de Deportes de la comuna, explicó que, luego de que le presentara la idea el profesor de la Escuela Municipal de Kayak Javier Trípano, quien ya había tenido reuniones con los vecinos, “obviamente, nos pareció sumamente importante e inclusiva, amén de que servirá también para el kayak convencional y para todo lo que es la natación, como una posta”.

“En primera instancia, nos comprometimos a hacer la apertura en el lugar y el entoscado”, junto con Adrián Furno (titular del Ente Vial), así como a “realizar el proyecto con un ingeniero civil de la Municipalidad, que hará los cálculos de los materiales y de la estructura que irá construida dentro del agua”.

Para esto último, “dimos intervención a Hidráulica, a través de Susana Laborde, que nos informó que la rampa debe ir apoyada sobre columnas, y es algo que vamos a respetar”, porque “este proyecto, además de ser importante por sí mismo, también es una cosa que va a sumar al turismo de la zona”.

Es ese aspecto, la secretaria de Turismo, Marcela García, explicó que, “como municipio y en conjunto con Provincia y Nación, estamos trabajando sobre dos directrices: una de accesibilidad y otra de gestión ambiental”, a las que este proyecto vendría a responder de manera integral.

Asimismo, “esto tiene que ver con una puesta en valor que se está realizando en la ribera: hay que recordar que días atrás el Ente Vial terminó con el alteo de toda la calle”, mientras que se proyecta a futuro el reacondicionamiento del Paraje Las Cascadas, “con lo que fortaleceríamos todo el circuito, porque sabemos que el turismo de naturaleza es uno de los más buscados durante y post pandemia”.

“Nuestra ciudad tiene todo, simplemente tenemos que aunar esfuerzos para ponerla en valor”, afirmó la funcionaria, indicando que “esta es una muestra de que, trabajando en comunidad, con una decisión política y con la colaboración de las asociaciones se puede hacer muchísimas cosas para su crecimiento”.

Yendo a los detalles más específicos del proyecto, Javier Trípano particularizó que “características similares a esta rampa hay en muy pocos lugares. Nosotros tenemos un río que depende de la marea y el acceso a lugares que tienen barrancas muy profundas es muy difícil, no solo para la gente con discapacidad sino para la que tiene movilidad reducida”.

“Este rampeado sigue normativas de la rehabilitación: la pendiente es muy baja, entre un 8 y un 12%, se explaya horizontal al cauce del río y, en el momento final, tiene un ingreso al agua para los días que la marea esta baja”, así como “descansos de 1,80, cada 5 metros, para que la personas pueda frenar y utilizarlo como acceso al medio ambiente acuático”.

Para brindar un punto totalmente integrador, “habrá un lugar de guardado, un baño público y un cambiador. El parking va a ser para uso exclusivo de personas con discapacidad, pero tenemos toda la ribera para estacionar en proximidad”. Además, “el paisajismo va a estar protegido, como en todo el camino, para poder disfrutar de un lugar único; y se armaría una playa para que el vecino pueda venir a disfrutar de la lengua del agua”, terminó de detallar el profesor de Kayak, quien trabajó en conjunto con la Asociación Todos al Agua para concretar esta idea.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here