Compartir

En pocos segundos, el fuego destruyó totalmente un vehículo que transitaba en la mañana de este jueves por la calle 44 entre 61 y 63, resultando ileso su conductor.
Cuando marchaba en ese tramo de la calle 44 el conductor del vehículo Ford Eco Sport de color negro, utilizado como taxi con la licencia e identificación correspondiente, advirtió que se habría producido algún desperfecto, porque el funcionamiento del rodado revelaba fallas.
En consecuencia, el taxista, propietario del rodado, decidió detener la marcha del mismo. Apenas descendió del vehículo pudo observar que salían llamas de fuego desde la parte inferior del mismo, las cuales comenzaron a hacerse cada vez más grandes, extendiéndose rápidamente.
El hombre alcanzó a extraer el matafuego del interior del automóvil y lo accionó de inmediato. Otras personas que se acercaron colaboraron con otros dos matafuegos. Pero fue en vano: no pudieron evitar que el fuego se detuviera. Esto pudo lograrse minutos más tarde, cuando llegó una dotación del cuartel de bomberos local. Pero el daño ya era irreversible. El vehículo quedó inutilizable, el motor fue consumido por las llamas y la carrocería quedó dañada en gran parte, al igual que el habitáculo.
El trabajador del volante agradeció la colaboración de quienes lo auxiliaron, como así también a los bomberos y aguardó hasta que una grúa trasladara el vehículo a su domicilio particular. Ya se había comunicado con su compañía de seguros, completando los trámites para que la misma se haga cargo de la cobertura correspondiente.
Espera contar ahora, mientras se cumplimentan todos los trámites correspondientes al seguro, con la solidaridad de colegas para poder continuar de alguna manera trabajando, de modo de seguir teniendo una fuente de ingresos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here