Compartir

En un trabajo interinstitucional y de acercamiento a las asociaciones y entidades civiles, la Municipalidad de Necochea trabaja en conjunto con la comunidad japonesa para poner en valor y hermosear el clásico Paseo de los Cerezos, enclavado en el corazón del Parque Miguel Lillo y cuyo patrimonio representa un sentir muy profundo para esta colectividad, como así también para el conjunto de los necochenses.

Vigorizando un plan que tiene por objetivo resaltar las cualidades de cada espacio común del distrito, la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos que encabeza el arquitecto Ricardo Carrera, a través de la Dirección de Servicios Públicos, se encuentra finalizando los trabajos de mejoramiento en el sector, que comprendieron la poda de árboles y el acondicionamiento de los accesos, mientras se encuentra en su primera etapa la confección de un mural que pondrá el broche de oro a este accionar.

En este último aspecto, y con la idea de dejar todo listo para el mes de octubre, cuando se celebra en el país oriental la Sakura, o floración de los cerezos japoneses, un acontecimiento natural muy apreciado por la comunidad porque adelanta la llegada de la primavera y simboliza el renacer de la propia vida y de su belleza, el artista Ariel Espósito avanza sobre los grises de una colorida pintura representativa que engalanará el paseo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here