Compartir

El área de Obras Pública ha avanzado en dos emprendimientos vinculados al servicio de agua potable, en ambos casos con incidencia positiva para residentes en distintos sectores de Quequén.

Una de ellos es el del cruce de la cañería que transportará agua por el puente Dardo Rocha, que lleva adelante la empresa que ganara la correspondiente licitación, con control del área municipal de Obras Sanitarias.

En la actualidad se vienen haciendo las fusiones de la cañería, consistente en caños de polietileno de alta intensidad de 220 milímetros de diámetro, que se los fija al puente a través de bulones y se les coloca una goma para evitar que el movimiento del puente no produzca la rotura de los mismos.

Se estima que los trabajos estarán culminados a finales de la próxima semana, quedando luego la bajada del lado de Quequén y la conexión a una válvula exclusa.

Con el mayor caudal de agua que se obtendrá una marcada mejoría en el sector quequenense que abarca desde la plaza Hipólito Yrigoyen hasta el sector del CEF de Quequén, en calle 554 y toda el área aledaña. A su vez en caso de rotura de cañerías en la vecina orilla, habrá ahora un nuevo ingreso de agua desde Necochea.

Nuevo pozo

En tanto recientemente se concretó la perforación y colocación de la respectiva bomba de un nuevo pozo de agua, en este caso ubicado en calle 518, entre 541 y 543, sector del Faro de Quequén.

El pozo que es el Nº 48 de los existentes en el núcleo urbano Necochea-Quequén, dotará de mayor caudal y presión del agua para una amplia barriada.

El mismo ya está conectado a la red y se aguarda que el área de Bromatología saque muestras para determinar potabilidad del líquido.

En la actualidad, de los 48 pozos de extracción de agua existentes, cuatro están paralizados, para evitar que se rompan cañerías ante una mayor presión y un par con roturas en tableros y bombas.

Cordón cuneta

En otro orden, se trabaja en la construcción de cordón cuneta en dos cuadras, a través del convenio Municipalidad-vecinos en calle 81 entre 38 y 42.

Se indicó que los residentes habían adquirido los materiales hace más de 10 años y ya se concretó la obra en los primeros cien metros, donde está ejecutada la mano impar y hoy se seguirá trabajando en la par, con la colocación de la tosca y los respectivos moldes.

 

Fuente: ElEcos

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here