Compartir

A los pocos días de estrenarse en Netflix, Desde cero cautivó a un público que cada vez se vuelve más exigente ante el abanico de posibilidades que hay tanto de plataformas como de series disponibles. A grandes rasgos, cuenta la historia de una artista neoyorquina y un chef italiano se cruzan en Italia para, a partir de ahí, iniciar una historia de amor que -como se evidencia capítulo a capítulo- no es tan color de rosa. Y es que la trama sufre de sinsabores, tragedias y situaciones que le dan el condimento perfecto al desarrollo.

Ella, -la artista neoyorquina, o Amy– es Zoe Saldaña, una reconocida actriz que de este lado del mundo le suma a su popularidad -cimentada en su paso por Marvel y con un presente en Avatar 2– sus afinidad a ciertas costumbres argentinas. Por caso, es aficionada al mate: se lleva su equipo a todos lados, incluso a los sets de grabación, pese a que en un principio las figuras de Hollywood la observaban de manera extraña. Ahora ya no: varios de sus compañeros ya probaron esta infusión rioplatense, convidados por Zoe.

Además, su maquilladora de siempre es Vera Steimberg, “una boluda de Buenos Aires”, como la presentó alguna vez de manera risueña, usando una palabra muy criolla. Aunque Saldaña aclaró que toma mate desde chiquita, en cuando era estudiante, y no desde que se cruzó con esta argentina. Sí encontró en Vera a su ladera para compartirlo.

Trailer de "Desde cero"
Zeo Saldaña y Eugenio Mastrandrea en Desde cero

Pero volvamos a Desde cero. Allí, él -el chef italiano, o Lino– es interpretado por Eugenio Mastrandrea. Hablábamos de un argumento con sinsabores: pues bien, el dolor lo pone su personaje. Y muchos lo empezaron a conocer ahora, con el éxito de la ficción, a través de este papel que lo ayudó a sumar una gran cantidad de admiradores en buena parte del mundo. Por eso, aquí va su presentación.

Mastrandrea nació el 9 de diciembre de 1993 en Roma, Italia. Más allá de que su carrera va en ascenso, aún reside en la ciudad en la que se crio. Es habitual que las figuras del cine y la televisión se muden a los Estados Unidos para estar más cerca de la meca del cine, pero Eugenio todavía no logró encandilarse con los flashes de la fama. La prensa europea suele remarcar que es una persona con los pies sobre la tierra, pese a lo que se le presenta a cada paso que da.

Desde muy chico supo que el mundo de la actuación iba a ser su faro a seguir. Estudió teatro, aun entendiendo, como contó en una entrevista, que se trataba de una profesión en la que no todos llegan. Y entre quienes sí lo hacen, no muchos logran tener una vida holgada desde lo económico. Por ese motivo intentó ir por otro lado. “Al terminar la escuela, lo primero que intenté fue ser doctor. Pero no tuve mucho éxito con eso y por eso me volqué a la actuación. Después de probar en la universidad comprendí que ese no era mi camino y me dediqué a la actuación”, le contó al portal Casting Networks.

Mastrandrea, que se subió a un escenario por primera vez a los 14 años, en un curso que daban en su escuela, se inscribió en la Academia Nacional de Arte Dramático de Roma, y de inmediato sus profesores vieron que tenía cualidades. Esto le abrió la puerta de obras de teatro, pequeños papeles, pero que lo fueron forjando a medida que iba estudiando. Sin embargo, meterse por completo no le resultaría sencillo. Empezó trabajando en televisión pero como animador en programas de entretenimientos. A la par, también se ganó sus primeros euros como modelo, haciendo campañas publicitarias.

Eugenio Mastrandrea
Eugenio Mastrandrea

Estas dificultades para asentarse en el medio son un reflejo de muchos otros obstáculos que debió superar. De hecho, estudiar en la Academia Nacional de Arte Dramático le tomó varios intentos. Es una de las más prestigiosas de Italia y no entra cualquier aspirante: es necesario audicionar. Por esa vía Eugenio recién pudo ingresar al segundo año.

Su primer trabajo en el cine italiano lo encontró en 2013 cuando lo convocaron para la película A.C.A.B. Allí tuvo un papel menor, pero fue el paso para empezar a dejar la pantalla chica y pasar a la grande. Luego vino Carlo and Malike, también en el ámbito local.

El reconocimiento le llegó en 2021 cuando tuvo un rol preponderante en La fuggitiva, en la tevé italiana. Lo que vino después es historia conocida en la vida de Eugenio: la convocatoria para Desde cero. Aunque… de nuevo los escollos. “Para ser honesto, no pensé que este iba a ser mi papel. Pero cuando leí las escenas de la audición, tuve un presentimiento y dije: ‘Está bien, esto es algo que puedo hacer’. Quiero decir, esto es algo que tengo que aportar con este personaje, así que estaba un poco sereno durante la audición. Hice varias audiciones y luego, cuando recibí la increíble noticia, ¡sí, fue como si alguien me hubiera golpeado!”, contó en Goldderby.

Eugenio Mastrandrea
Eugenio Mastrandrea

En cuanto a su vida privada, se sabe poco y nada. Le esquiva a los medios, no le gusta dar entrevistas y las pocas que tiene en su haber son las que debió brindar para promocionar la serie de Netflix. Los rumores de romance con colegas por supuesto que aparecen, pero no es más que eso: habladurías. Eugenio Mastrandrea no habla del tema y tampoco hay material que aporte pruebas de alguna supuesta relación.

Incluso, es un verdadero influencer. En sus redes comparte e interactúa con sus fanáticos. Se mueve mucho por el mundo virtual… o se movía, ya que últimamente el porcentaje de posteos bajó considerablemente. Porque al fin de cuentas, cuanto más lo veamos a Eugenio Mastrandrea, mayor misterio genera.

Seguir leyendo:

Sin novedad al frente, la película alemana de Netflix que sorprendió con 9 nominaciones al Oscar

Ustedes deciden, la nueva comedia argentina que llegó a Star+