Compartir
Tratando de sumar personal idóneo, se montaron por estas horas controles en varios puntos del distrito, en el que participaron como siempre personal de Tránsito y fuerza policial de las comisarías de la ciudad, más el refuerzo en esta ocasión de policías que forman parte del grupo GPM (Grupo Prevención Motorizada), provenientes en su mayoría de la ciudad de Mar del Plata.
En este marco de trabajo en conjunto se secuestraron unas 30 motos, y el objetivo es que este grupo GPM prosiga reforzando los operativos, por lo que la idea es establecer una base operativa donde el personal pueda realizar el trabajo administrativo y a su vez tenga un espacio para descanso, como así también para guardar el armamento y los rodados.
En el anterior aspecto, cabe adelantar que uno de los lugares que se evalúa para ello es en el Barrio 9 de Julio, donde existe una posta policial y donde se podrían colocar entre seis y ocho motos.
Por último, es importante resaltar el despliegue, la destreza y el profesionalismo de los motoristas en relación a los conocidos hechos de arrebatos, quienes conducen motos de importante cilindrada.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here