Compartir

En esta ocasión, la donación se materializó en un Autoanalizador de química clínica y un Diestro para determinación de iones. Durante la jornada, recibieron el equipamiento la propia directora del hospital de Quequén y la bioquímica María Elena Casado, quien explicó la importancia de la aparatología recibida para el trabajo diario en el hospital.

Respecto al autoanalizador, “se utiliza para resolver la mayor parte de las determinaciones en una rutina de laboratorio; nosotros hasta ahora no teníamos este equipo y las muestras se derivaban al Hospital Ferreyra, y a medida que aumentó la cantidad de gente se volvió necesario este equipo porque había muchos pacientes de la Guardia a los que no le podíamos resolver los análisis con rapidez”, explicó la profesional.

Por ende, “este equipo nos permite resolver situaciones de la Guardia con más rapidez, y es muy importante poder hacerlo en el Laboratorio del Hospital”, resaltó Casado, mientras que, respecto al el equipo diestro, explicó técnicamente que “es para la determinación de iones de sodio y potasio, y también sumamente importante en las determinaciones de la sala”.

Por su parte, la comitiva del Centro de Acopiadores en el acto benéfico estuvo encabezada por su presidente, Mauricio Díaz, y los integrantes de la comisión directiva, Matías Bretschneider y Juan Iriberri.

De esta manera, más instituciones de la ciudad se suman a colaborar con el hospital de Quequén, como lo hicieron el mes anterior el Club de Leones con insulinas y una caja para esterilización, y el Club Garden y Sitio 0 con la donación de material tecnológico.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here