Compartir
dos hombres se apuñalaron en una pelea en un departamento del microcentro
Obelisco, la zona del ataque.

Un edificio ubicado a menos de una cuadra del Obelisco porteño fue el escenario de una madrugada salvaje: un abogado de 53 años fue apuñalado al menos dos veces por su novio de 21 años mientras ambos dormían en un departamento ubicado en el tercer piso por motivos que todavía no fueron esclarecidos. Según confirmaron fuentes policiales a Infobae, al despertarse con los cortes, la víctima tomó un cuchillo e hirió al agresor antes de que este intentara escapar. Ambos terminaron internados.

La violenta pelea ocurrió en la avenida Corrientes al 900, en el barrio porteño de San Nicolás. Allí -luego de un llamado al 911, el abogado fue encontrado sentado en el hall del edificio por personal de la División Avenidas Céntricas y de la Comisaría Vecinal 1D de la Policía de la Ciudad, cubierto de sangre y en estado de alteración.

De acuerdo con lo que contó la víctima a los oficiales, en momentos en que descansaba junto a su pareja, un joven de origen venezolano de 28 años, se despertó de repente con dos puñaladas en el cuello. De acuerdo con su relato, pese a estar herido, lo primero que hizo fue buscar un cuchillo que tenía cerca para defenderse y también logró herir al agresor: lo apuñaló en el abdomen.

En ese momento, la pareja atravesó por la ventana del palier, que da a la calle, e ingresó a otro departamento con la intención de escapar, pero no pudo salir, ya que no tenía las llaves. Pero como segundos antes había recibido un cuchillazo en el estómago, no tenía la fuerza necesaria para volver a la casa que compartía con el hombre de 53 años, por lo que dio aviso a las autoridades para que lo asistieran. A esa altura su plan de fuga ya se había frustrado.

Según revelaron las fuentes consultadas por este medio, fue entonces que la Fiscalía Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas Nº15, a cargo del fiscal Rodrigo Branca, ordenó tomar las medidas necesarias para acceder a la vivienda y asistir al agresor. Para que la situación no se tornara todavía más violenta, intervino personal de la División Operaciones Especiales Metropolitanas (DOEM), cuya negociadora entabló una conversación con el novio. Luego, procedieron a abrir el departamento para que fuera trasladado al hospital Argerich cuanto antes. Allí constataron que no corría riesgo de muerte.

En cuanto a la víctima, el personal del SAME que lo atendió en la entrada del edificio, constató que tenía una herida de arma blanca el cuello y otra en la espalda.

Noticia en desarrollo…