Compartir
Fotos John Ackerman y Gibrán Ramírez Reyes
Gibrán Ramírez (ROGELIO MORALES /CUARTOSCURO) (Rogelio Morales/)

Durante la tarde, el morenista Gibrán Ramírez Reyes, quien se ha convertido en fechas recientes en un duro crítico del discurso y acciones del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), volvió a arremeter en contra de las decisiones presidenciales.

Ya que durante la conferencia matutina presidencial, AMLO aseguró que no estaba dispuesto a que hubiera una conciliación con miembros de la oposición, pues se justificó en que no buscaría una reconciliación con aquellos que representan la corrupción de gobiernos pasados.

Pues al ser cuestionado sobre la cantidad de pobres que según datos del Consejo Nacional de Evaluación (Coneval) había 3.8 millones de mexicanos más pobres que al inicio del gobierno de la autodenominada Cuarta Transformación (4T). A lo que el primer mandatario alegó que él tenía otros datos y que sería difícil convencer a los conservadores de otra cosa y a parte de la clase media.

Por lo que se quejó de que un sector de alrededor de 30 millones de personas en México no estuvieran de acuerdo con lo que hacía su gobierno y dijo que no habría reconciliación.

“Dicen: ‘Vamos a conciliarnos’. La verdad, la verdad, yo tengo que atender a todos y respetar a todos, pero yo no quiero tener relaciones con corruptos, no quiero, o sea, que en aras de la unidad me esté yo abrazando con corruptos que le han hecho tanto daño al país”

Al respecto de las declaraciones, la secretaria a nivel nacional del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Citlalli Hernández, por medio de sus redes sociales, mostró su apoyo a las declaraciones del presidente durante la mañanera.

Pues en su cuenta de Twitter, publicó que era impensable que se pudiera llevar a cabo una reconciliación con los personajes del viejo régimen en tiempos de transformación y aseguró que no eran traidores ni llevarían a cabo actos de simulación.

“¿Reconciliación con los personajes del viejo régimen? ¡Impensable! Estamos en tiempos de transformación, como todo proyecto de cambio, puede haber contradicciones, pero no somos ni simuladores ni traidores. Reconciliación como sinónimo de pacto político en la élite, no”, redactó la secretaria de Morena.

Pero estas afirmaciones por parte de la morenista fueron respondidas por el militante Gibrán Ramírez, quien señaló que en realidad la reconciliación debía ser con la gente y no con financiadores electorales de los que “les encantan en la cúpula de Morena”.

“La reconciliación es abajo, con la gente. No con financiadores electorales oscuros como los que les encantan en la cúpula de Morena, ¿o esos son los nuevos corruptos del bienestar?”

Fotos John Ackerman y Gibrán Ramírez Reyes
Ramírez Reyes acusó que los fanáticos de Morena han lanzado ataques racistas en su contra (ROGELIO MORALES /CUARTOSCURO.COM) (Rogelio Morales/)

Fue el pasado 11 de noviembre que el excandidato a la presidencia del partido dio a conocer que junto a él, muchas personas más que habían votado por AMLO estaban realmente decepcionadas por su gestión y angustiadas por el futuro del país.

Por redes sociales señaló que en los círculos en los que se desenvuelve ha visto la decepción y que entre los militares “más decentes y sacrificados” que conoce, “una mayoría siente que perdió tiempo, dinero, esfuerzo, trabajo y fe, y que se les utilizó para algo muy distinto a lo prometido”.

Pocos días después de estos comentarios, denunció igualmente por sus redes sociales ataques racistas en su contra por parte de seguidores del mismo partido por sus opiniones críticas contra el partido.

“Dice AMLO que la marcha fue de racistas. Aquí sus fanáticos intentan disminuirme por ser un indígena chontal y mixteco. Igual que con la derecha, les deseo paz y sabiduría. Y reivindico mi pertenencia a Huamelula y a la chontalidad oaxaqueña”, redactó.

SEGUIR LEYENDO:

Así es como el dinero del narco se coló en las campañas de Morena, según Gibrán Ramírez

Raymundo Riva Palacio se lanzó contra Gibrán Ramírez: “Ahora resulta que es un libre pensador”

Gibrán Ramírez acusó a Sheinbaum de financiar bardas con “dinero inconfesable”