Carlos Sainz tras sufrir el accidente en Las vegas (REUTERS).
Carlos Sainz tras sufrir el accidente en Las vegas (REUTERS). (MIKE BLAKE/)

Carlos Sainz inicia el sueño americano en forma de pesadilla. Apenas habían transcurrido nueve minutos desde el inicio de la primera sesión de entrenamientos libres cuando todos los monoplazas, a excepción de uno, se vieron obligado a regresar al box. El que se mantenía sobre el asfalto correspondía al Ferrari de Carlos Sainz. Varias tapas de alcantarilla mal selladas saltaron con el paso de los coches y generaron daños importantes en el fondo plano del SF23. Mala suerte inicial para él en un escenario en el que hay que rodar mucho para construir la confianza.

Otros pilotos como Esteban Ocon también sufrió daños por el mal estado de la pista y se verá obligado a cambiar el chasis. La FIA reaccionó mostrando la bandera roja y suspendiendo la sesión de entrenamientos libres hasta nuevo aviso. “Dañamos completamente el chasis, el motor, la batería. Creo que esto es inaceptable. Nos costó una fortuna, le han jodido la sesión a Carlos. Seguramente no pueda disputar los Libres 2, creo que eso hoy en día es simplemente inaceptable”, dijo Vasseur, jefe del equipo Ferrari. Finalmente, el español pudo rodar en la segunda tanda de entrenamientos.

Te puede interesar: Las alcantarillas, el motivo del debut ‘estrellado’ del GP Las Vegas

Sanción de la FIA para la carrera y enfado de Ferrari

Los comisarios de la FIA han determinado que “a pesar del hecho de que el daño fue causado por circunstancias externas muy inusuales, el artículo 2.1 de la Fórmula 1 obliga a todos los oficiales a aplicar el reglamento tal y como está escrito”, por lo que, “en consecuencia, debe aplicarse la sanción obligatoria especificada en el artículo 28.3 del Reglamento Deportivo”. El montar una nueva batería ha provocado que Carlos Sainz supere el máximo permitido y, en consecuencia a ello, el reglamento deportivo determina que debe recibir una penalización de 10 posiciones en la parrilla de salida, algo que los responsables de Ferrari intentaron evitar al considerar que no había sido culpa suya.

Se ha jodido la sesión para Carlos y nos va a costar una fortuna. Es simplemente inaceptable. No es una buena noticia para la F1. No es por el espectáculo. El espectáculo es una cosa. Y la pista y el evento deportivo es otra…”, afirma Vasseur. “Sabemos que es un evento deportivo, sabemos que esto puede suceder. Puedes tener unos malos Libres 1 y ahora tenemos que recuperarnos el fin de semana y tenemos que encontrar soluciones. El tiempo en pista es crucial en este tipo de eventos con una pista nueva para los pilotos, pero también para nosotros. Si Carlos se pierde los Libres 2, podría perjudicarle en lo deportivo, pero también hay que tener en cuenta que podría haber sido mucho peor. Haremos nuestro mejor esfuerzo durante el fin de semana”, añadió.

Una situación esperpéntica. La F1 había proyectado un circuito por todo lo alto y un fin de semana a lo grande. Con espectáculos fuera y dentro del asfalto. Pero sin una pista en perfectas condiciones, los neones y el resto de artificialidades que rodean al gran premio se vuelven inertes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí