Compartir

El domingo se vivió de una manera muy especial en el centro histórico de la ciudad de Quequén. Ya desde el mediodía, la emoción había comenzado a tomar relieve tras el paso de un colorido Desfile Cívico Militar que engalanó la Banda de Música de la Armada, y que contó con el saludo tradicionalista de los gauchos a caballo y la participación de múltiples instituciones deportivas, de seguridad y civiles.

Si todavía algo faltaba, el corte de la torta conmemorativa por los primeros 168 años de vida de la ciudad terminó de conmover hasta a los más inquebrantables vecinos que se acercaron hasta la Plaza Hipólito Yrigoyen para celebrar en comunidad y disfrutar de un sinfín de actividades que se prepararon para sorprender a la familia entera.

Llegada la noche, El Mago y la Nueva pusieron punto final a una cartelera de espectáculos que los tuvo como presentación estelar, junto a Malagata en la tarde del sábado, pero que contó con la participación de más de una treintena de artistas y grupos de danza locales que pusieron calor a las tardes frías del fin de semana.

El día después, con las pulsaciones más bajas, el delegado Hernán Rodríguez quiso agradecer “enormemente” la participación de la comunidad y “de los distintos movimientos, asociaciones y agrupaciones” que se acercaron a disfrutar de las jornadas, “dando entidad al pueblo y al sentido de pertenencia que tenemos los quequenenses”.

Asimismo, destacó “el compromiso y la gran predisposición de las instituciones educativas e intermedias que se acercaron y participaron del Desfile Cívico Militar” para terminar de dar cierre a unas “jornadas maravillosas que contaron con sectores gastronómicos, actividades socio educativas, paseos de micro emprendedores, juegos y shows; con una destacadísima participación de artistas locales que brindaron diversidad de estilos, espectáculos de una gran magnitud, con mucho color y calidez humana”.

El titular de la dependencia municipal también quiso resaltar sobre quienes pisaron las tablas del escenario ubicado en la esquina de 521 y 560 que “no dudaron en acompañar este 168º Aniversario”, lo que en conjunto con la “gran concurrencia y alegría dieron lugar a una muy buena actividad festiva, fruto de la preparación y organización del equipo de trabajo de la Delegación”.

Por su parte, el intendente Arturo Rojas tuvo una activa participación durante los tres días de agasajo, oportunidad en la que se tomó su tiempo para recorrer los stands, dialogar con los vecinos y encabezar el desfile, además de hacer entrega de las primeras porciones de torta a los vecinos que se acercaron a saludar en la tarde del domingo.

Así, con mucha emoción y un evento histórico por su duración y colorido, se puso fin a los festejos por un nuevo cumpleaños de Quequén, durante los cuales la familia entera pudo disfrutar y volver a poner en valor ese “sentido de pertenencia” que los une con su querida ciudad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here