Compartir

La derrota contra Arabia Saudita fue un golpe al orgullo de los hinchas de la selección argentina que viajaron hasta el Mundial de Qatar entusiasmados con poder hacer historia, después de la conquista de la Copa América en Brasil y el invicto de 36 partidos que se rompió el martes. Ahora, los fanáticos buscan aportar su granito de arena en medio del desierto arábico para que los jugadores se contagien del aliento y el sábado salgan a la cancha con más ganas que nunca para ganarle a México y dar un paso adelante en el objetivo de pasar de ronda.

El lugar elegido para este banderazo fue el Souq Waqif, un mercado local que se ha convertido en uno de los principales centros turísticos de Doha. Una hora antes de lo previsto, cientos de argentinos comenzaron con los cánticos, las banderas y el color, porque el celeste y blanco se apoderó del lugar de inmediato. “Muchachos, ahora nos volvimos a ilusionar”, es uno de los temas que más fuertes suenan entre los ya más de mil presentes que funcionan como imán para los turistas.

Es que alrededor de los argentinos se ha creado un anillo de curiosos que filman asombrados como si este banderazo se tratara de un fenómeno paranormal. Claro, algo que todos los fines de semana se ve en las canchas del fútbol argentino, en Doha esto es tan poco común como una simple lluvia. Lo cierto es que la impensada caída en el debut ante Arabia Saudita caló hondo en el orgullo nacional que ahora busca resurgir de la manera que solo los hinchas saben, con unión, apoyo y aliento incondicional.

Los autoconvocados por Whatsapp llevaron banderas, bombos y mucha pasión para este cóctel que busca llenar el tanque de nafta de la Scaloneta que este sábado se jugará su futuro en el Mundial de Qatar, nada menos que ante México. La Albiceleste comandada por Lionel Messi necesita sumar de a tres para recuperar terreno y una derrota lo eliminaría del certamen.

Banderazo argentino en Qatar

Artículo en desarrollo