Compartir

Un turista de 31 años y nacionalidad holandesa ha fallecido este jueves después de golpearse con las rocas al lanzarse al mar desde un acantilado en los islotes de las Islas Malgrats, en el municipio mallorquín de Calvià. El incidente se ha producido este jueves hacia las 13.45 horas en esta zona rocosa de la costa de Calvià, ha informado el Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU 061).

La pareja del desafortunado turista fallecido se encontraba grabando la escena con un teléfono móvil desde una embarcación que habían alquilado para navegar por la zona. Al saltar, el hombre golpea con una roca instantes antes de llegar al agua.

El cuerpo de la víctima mortal ha sido localizado por los GEAS (Grupo Especial de Actividades Subacuáticas) de la Guardia Civil en el fondo de mar y horas más tarde, debido a la profundidad en la que se encontraba, pudieron extraerlo, de acuerdo a información publicada por el diario Última Hora. El malogrado temerario se lanzó entonces desde el alto acantilado, pero al parecer se dio cuenta de que su salto no iba a superar las afiladas y dentadas rocas de abajo, con las que chocó fuertemente antes de estrellarse en el agua mientras lanzaba un grito aterrador.

La de este jueves no fue la única tragedia ocurrida en las últimas horas en España. Un hombre de nacionalidad británica de 34 años se movía imprudentemente durante la mañana de este jueves agarrado al otro lado de la barandilla del balcón, de una parte a otra, en la séptima planta del hotel South Beach de Magaluf. En un momento dado, la víctima se suelta y se precipita al vacío hacia una muerte segura.

Noticia en desarrollo…