Compartir

Por Lucy Craymer

WELLINGTON, 23 nov (Reuters) – El banco central de Nueva Zelanda subió el miércoles las tasas de interés en una cuantía récord y advirtió que la economía podría tener que pasar todo un año en recesión para controlar la altísima inflación.

El Banco de la Reserva de Nueva Zelanda (RBNZ, por sus siglas en inglés) elevó la tasa de interés oficial en 75 puntos básicos, hasta el 4,25%, y considera que las tasas alcanzarán un máximo del 5,5%, frente a la previsión anterior del 4,1%.

El tono abiertamente agresivo del banco central sorprendió a algunos operadores, haciendo subir el dólar local y las tasas de interés en los mercados, mientras que sus predicciones de recesión también sorprendieron.

El RBNZ proyecta que la economía comenzará a contraerse en el segundo trimestre de 2023 y continuará disminuyendo hasta el primer trimestre de 2024.

«La inflación no es amiga de nadie y para librar al país de la inflación tenemos que reducir los niveles de gasto», dijo el gobernador del RBNZ, Adrian Orr, en una rueda de prensa. «Eso significa que tendremos un periodo de crecimiento negativo del PIB».

Las actas de la reunión mostraron que el RBNZ había considerado incluso una subida de un punto porcentual.

Los mercados se apresuraron a proyectar un cambio en las expectativas de tasas.

Los «swaps» o permutas de las tasas a dos años subían 27 puntos básicos hasta el 5,26%. El mercado está proyectando ahora un máximo de la tasa de interés del 5,54%.

El dólar «kiwi» (divisa neozelandesa) subía un 0,4% para cotizar a 0,6164 dólares.

(Información de Lucy Craymer; editado en español por Tomás Cobos)