Compartir
(Foto: Cuartoscuro)
La jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, presencia el Desfile Militar del 16 de septiembre junto al presidente López Obrador en el Zócalo (Foto: Cuartoscuro)

Luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador convocó a una marcha el próximo 27 de noviembre para celebrar sus cuatro años en el poder, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) presentó ante el Instituto Nacional Electoral (INE) una queja en contra del mandatario y otros funcionarios públicos de la autollamada “Cuarta Transformación” (4T).

Y es que Ángel Ávila, representante del sol azteca ante el INE, argumentó que el anuncio viola toda la normativa electoral, supuestamente por ser “propaganda personalizada y uso de recursos públicos” en favor de Morena.

Sin embargo, la queja también fue contra otros funcionarios públicos que han replicado esta convocatoria en redes sociales, entre los que están: la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum; la secretaría de Economía, Rocío Nahle; el gobernador de Puebla, Miguel Ángel Barbosa, entre otros.

Por su parte, la secretaria general del PRD, Adriana Díaz Contreras, denunció el activismo electoral del presidente López Obrador, pues aseguró que ha llamado a una “avalancha de votos” en el 2024 en favor de su movimiento, aunque después dijo que nunca mencionó a un partido en específico.

“Las y los ciudadanos en todo México salieron a defender al INE, la democracia y la libertad  y los derechos y eso no le gustó al Presidente. Hoy el país enfrenta una crisis de división promovida y patrocinada desde el gobierno con su estructura electorera”, apuntó.

En este sentido, solicitaron que la autoridad electoral aplique la norma y haya sanciones ejemplares, y que se ordene a los servidores públicos involucrados “que se abstengan de convocar a un acto del Gobierno Federal”, que nada tiene que ver con Morena, ya que ello genera confusión en la ciudadanía.

Escribió que presentarán “todas las quejas necesarias, para que el presidente y todas y todos los funcionarios públicos respeten la Ley y la Constitución y “entiendan que no pueden hacer lo que les venga en gana”.

Mario Delgado instó a morenistas llevar más gente

A pesar de que el presidente López Obrador aseguró que el pueblo “quiere marchar” y que por eso encabezará una movilización, el pasado jueves el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, instó a sus militantes a llevar más gente.

(Foto: Twitter/mario_delgado)
Mario Delgado, dirigente nacional de Morena (Foto: Twitter/mario_delgado)

Durante un evento de la autollamada “Cuarta Transformación” (4T) para hablar a favor de la Reforma Electoral en Cuernavaca, Morelos, Delgado preguntó a los alcaldes y legisladores estatales a cuántas personas iban a llevar a la marcha de AMLO.

“A ver, el Comité Ejecutivo, ¿le va a echar ganas? Senador, ¿vas a llevar gente? ¿Diputada? ¿Senadora? ¿Cuánta gente vas a llevar? ¿Dónde está el presidente de Cuautla? ¿Vas a ir a la marcha o no? Ya dijo que sí el Presidente. Inviten, a ver si es cierto. Los quiero ver en la marcha ¡eh!”

Al respecto y entre risas, la senadora Lucy Meza dio una cifra: “Unos 10 mil”.

“Unos 10 mil, dice ¡Muy bien!”, remató el dirigente.

(Foto: Twitter/mario_delgado)
(Foto: Twitter/mario_delgado)

Asimismo, aprovechó para minimizar y descalificar la marcha en defensa del Instituto Nacional Electoral (INE) realizada el pasado 13 de noviembre y a la que acudieron al menos 70 mil asistentes, afirmando que estuvo convocada con mentiras.

La propuesta de AMLO de reforma electoral ha causado polémica, pues sus detractores señalan que es un mecanismo para debilitar al INE, al reducir su presupuesto y que el partido en el poder tenga injerencia en el nombramiento de los responsables de la organización electoral, aunque AMLO asegura que traerá más democracia al país.

SEGUIR LEYENDO:

Ted Cruz volvió a arremeter contra AMLO en la CPAC: “está siendo parte de un poder abusivo”

AMLO elogió a Alfredo del Mazo por no ser como “otros majaderos”

El video con el que Felipe Calderón se burló de la marcha de AMLO