Compartir
Las dos iniciativas presentadas por el Ejecutivo tuvieron este mediodía el aval del Concejo Deliberante. De esta forma, el gobierno municipal quedó autorizado para rubricar un nuevo convenio con la empresa de recolección, Relisa y el reconocimiento de la deuda por parte del estado, además de la creación de una planta de separación de residuos.
En ese caso la iniciativa fue votada de manera nominal y el oficialismo contó con el apoyo de parte de la UCR, excepto Felicitas Cabretón, y el interbloque de Frente de Todos, además de los dos unipersonales que tienen representación en el legislativo local.
En cuanto al presupuesto de Cálculos y Recursos para 2023, fue aprobado por unanimidad y contempla un gasto de 12.208.071.648 pesos.
Un grupo de vecinos presenció la sesión, oponiéndose Al convenio con RELISA para lo cual se manifestaron con carteles y poniendo bolsas de basura en pleno recinto del Concejo Deliberante

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here