Compartir

Al menos 61 migrantes murieron luego de que el barco en el que viajaban se hundiese frente a las costas de Siria, indicó este viernes el ministro de Transporte de Líbano.

«61 personas murieron y 19 fueron rescatados tras el hundimiento del barco», afirmó Ali Hamie, quien había informado unas horas antes de 53 muertos.

El ministro libanés dijo que más de 100 personas, en su mayoría libaneses y sirios, estaban a bordo del pequeño barco que naufragó en el Mediterráneo frente a las costas de la ciudad siria de Tartús.

Según las autoridades sirias, la embarcación transportaba a 150 personas.

Entre los rescatados hay cinco libaneses, agregó el ministro.

Tartús es el más meridional de los principales puertos sirios y se encuentra a poco más de 50 kilómetros al norte de la ciudad portuaria libanesa de Trípoli.

Debido a la grave crisis económica del Líbano, cada vez más refugiados sirios y palestinos, así como los libaneses, intentan cruzar el Mediterráneo en embarcaciones improvisadas para llegar a países europeos, incluida la isla de Chipre, a 175 kilómetros de la costa libanesa.

Según la ONU, al menos 38 embarcaciones con más de 1.500 personas salieron o intentaron salir ilegalmente de Líbano por mar desde 2020.

ho/pjm/mar/meb