Compartir
salas tortura kherson
(fotos: Fiscalía ucraniana)

La fiscalía ucraniana afirmó este lunes haber descubierto cuatro “sitios de tortura” utilizados por los rusos mientras ocuparon Kherson, una ciudad del sur de Ucrania que las fuerzas de Kiev retomaron el 11 de noviembre.

“En Kherson, los fiscales continúan determinando los crímenes de Rusia”, indicó la fiscalía ucraniana en Telegram, afirmando que los funcionarios hallaron “sitios de tortura” en “cuatro edificios”.

Entre esos cuatro edificios visitados por los investigadores, hay “centros de detención provisionales” de antes de la guerra, “donde, durante la toma de la ciudad, los ocupantes detuvieron ilegalmente a personas y las torturaron brutalmente”.

salas tortura kherson
Las salas usadas por los rusos en Kherson

Los investigadores incautaron “trozos de porras de caucho, un bate de madera, un aparato utilizado por los ocupantes para electrocutar a civiles, una lámpara incandescente y balas”, explicó la fuente, diez días después de que el ejército ucraniano retomara Kherson.

“La labor para establecer los lugares de tortura y de detención ilegal de personas continúa”, afirmó la fiscalía, quien apuntó que también desea “identificar a todas las víctimas”.

salas tortura kherson

Ucrania insta a los civiles a abandonar las zonas liberadas para el invierno

Las autoridades ucranianas han comenzado a evacuar a los civiles de las zonas recientemente liberadas de la región de Kherson y de la vecina provincia de Mykolaiv, temiendo que los daños a la infraestructura sean demasiado severos para que la gente pueda soportar el próximo invierno, dijeron las autoridades el lunes.

Se ha aconsejado a los residentes de las dos regiones del sur, bombardeadas regularmente en los últimos meses por las fuerzas rusas, que se trasladen a zonas más seguras en el centro y el oeste del país, dijo la viceprimera ministra de Ucrania, Iryna Vereshchuk.

El gobierno proporcionará “transporte, alojamiento y atención médica”, dijo.

Las evacuaciones se producen poco más de una semana después de que Ucrania recuperara la ciudad de Kherson y sus alrededores. La liberación de la zona supuso un importante avance en el campo de batalla, mientras que las evacuaciones ponen de manifiesto las dificultades a las que se enfrenta el país tras los intensos bombardeos rusos sobre su infraestructura eléctrica a medida que se acerca el invierno.

Rusia ha estado bombardeando la red eléctrica de Ucrania y otras infraestructuras desde el aire, provocando apagones generalizados y dejando a millones de ucranianos sin calefacción, electricidad o agua mientras el frío glacial y la nieve cubren la capital, Kiev, y otras ciudades.

Según Volodymyr Kudrytsky, director de Ukrenergo, el operador estatal de la red eléctrica ucraniana, en 15 regiones del país se esperaban apagones de cuatro horas o más. Más del 40% de las instalaciones energéticas del país resultaron dañadas por los ataques de misiles rusos en las últimas semanas.

El domingo, potentes explosiones de bombardeos sacudieron la región ucraniana de Zaporizhzhia, donde se encuentra la mayor central nuclear de Europa. El OIEA, organismo mundial de vigilancia nuclear, pidió “medidas urgentes para ayudar a prevenir un accidente nuclear” en la instalación ocupada por Rusia.

Kiev y Moscú se culparon mutuamente de los bombardeos, que se produjeron después de semanas de relativa calma en la zona, que ha sido escenario de combates entre las fuerzas rusas y ucranianas desde que Rusia invadió la zona el 24 de febrero.

Los combates han hecho surgir el espectro de una catástrofe nuclear desde que las tropas rusas ocuparon la central -la mayor de Europa- durante los primeros días de la guerra.

En otros combates, al menos cuatro civiles murieron y otros ocho resultaron heridos en Ucrania en las últimas 24 horas, dijo el lunes el jefe adjunto de la oficina presidencial del país, Kyrylo Tymoshenko.

El domingo por la noche, un ataque con misiles rusos en el noreste de la región de Kharkiv mató a una persona y dejó a otras dos heridas, según el gobernador de Kharkiv, Oleh Syniehubov. El ataque alcanzó un edificio residencial en el pueblo de Shevchenkove, dijo Syniehubov, y mató a una mujer de 38 años.

Una persona resultó herida durante la noche en la región de Dnipropetrovsk, donde las fuerzas rusas bombardearon la ciudad de Nikopol y sus alrededores, dijo el gobernador Valentyn Reznichenko.

En la región oriental de Donetsk, parcialmente controlada por Moscú, las fuerzas rusas bombardearon 14 ciudades y pueblos, dijo el gobernador ucraniano de la región, Pavlo Kyrylenko.

En la región se produjeron intensos combates cerca de la ciudad de Bajmut, donde una escuela resultó dañada por los bombardeos. En Makiivka, que está bajo control ruso, un depósito de petróleo fue alcanzado por “un objeto explosivo” y se incendió, dijeron las autoridades locales instaladas en Moscú.

En la vecina región de Luhansk, la mayor parte bajo control ruso, el ejército ucraniano avanza hacia las ciudades clave de Kreminna y Svatove, donde los rusos han establecido una línea de defensa, según el gobernador ucraniano de Luhansk, Serhiy Haidai.

“Hay éxitos y el ejército ucraniano avanza muy lentamente, pero será mucho más difícil para los rusos defenderse después de que Svatove y Kreminna (sean retomadas)”, dijo Haidai a la televisión ucraniana.

(Con información de AFP y AP)

Seguir leyendo:

Un alarmante tira y afloja en torno a una central nuclear ucraniana

Rafael Grossi, director del OIEA: “La situación en Zaporizhzhia es muy precaria, crece la posibilidad de una catástrofe nuclear”